Lubricación

Los rodamientos de apoyo abiertos (sin sellos) en trenes de laminación están lubricados por el aceite de laminación o por una emulsión de agua en aceite utilizada en el proceso de laminación para extraer el calor por fricción de los rodamientos y el calor producido por la reducción del espesor del material.

La viscosidad de la emulsión utilizada para la lubricación de los rodamientos debe ser de, al menos, 8 a 12 mm2/s a 40 °C (105 °F). Esta baja viscosidad es normalmente insuficiente para la lubricación de los rodamientos y, por lo tanto, el caudal por rodamiento de apoyo debe ser considerablemente mayor que con la lubricación con aceite. Los caudales recomendados se indican en la tabla 1.

En los casos en que se utilizan rodamientos de apoyo de rodillos cónicos, es importante asegurar que haya suficiente lubricación en el área de contacto del extremo del rodillo y la pestaña. Debe usarse un aceite que contenga aditivos EP y con una viscosidad de, al menos, 400 mm2/s a 40 °C (105 °F).

Algunos rodamientos de apoyo, por ejemplo, los rodamientos de apoyo de dos hileras de rodillos cilíndricos con sellos Fey-ring integrales o los rodamientos de apoyo de dos hileras de rodillos cónicos, requieren lubricación por niebla de aceite o de aceite-aire. Para los rodamientos de apoyo de rodillos cilíndricos con sellos rozantes integrales, se debe usar lubricación por circulación de aceite con un sistema de suministro separado.
Para los rodamientos de apoyo lubricados con aceite, se recomienda el uso de un aceite mineral con aditivos EP y una viscosidad de 100 a 150 mm2/s a 40 °C (105 °F). Las cantidades recomendadas de aceite para los métodos de lubricación individuales se indican en la tabla 2. Se requieren cantidades más altas con cargas pesadas y/o alta velocidad de los rodillos.
SKF logo