Selección de la grasa

En la mayoría de las aplicaciones con husillos con rodamientos de superprecisión, resulta adecuada una grasa con aceite base mineral y espesante de litio. Estas grasas se adhieren bien a las superficies del rodamiento y pueden usarse en aplicaciones en las que las temperaturas varían de –30 a +110 °C (de –20 a +230 °F). Para aplicaciones con velocidades y temperaturas altas o en las que se requiere una larga vida útil, se ha demostrado que la grasa con aceite base sintético, p. ej., la grasa SKF con aceite base de diéster LGLT 2, es eficaz.
En los rodamientos axiales de bolas de contacto angular para accionamientos mediante husillos, se puede utilizar una grasa con un aceite base de éster o mineral y espesante de complejo de calcio en la mayoría de las condiciones de funcionamiento.
Pueden requerirse grasas alternativas en cualquiera de las siguientes condiciones:
  • temperaturas de funcionamiento < 10 °C (50 °F) o > 100 °C (210 °F)
  • la velocidad del rodamiento es muy alta o muy baja
  • funcionamiento estático, giro u oscilación poco frecuentes
  • los rodamientos están sometidos a vibración
  • los rodamientos están sometidos a cargas elevadas o cargas de impacto
  • la resistencia al agua es importante
  • los rodamientos de accionamientos mediante husillos a velocidades bajas, con cargas elevadas o expuestos a vibración deben lubricarse con una grasa de jabón de litio con un aceite base mineral y aditivos para presión extrema (Extreme Pressure, EP) como SKF LGEP 2
Un proceso de selección de grasas adecuado comprende cuatro etapas.

1. Seleccionar el grado de consistencia

Las grasas se dividen en diferentes grados de consistencia de acuerdo con el Instituto Nacional de Grasas Lubricantes (National Lubricating Grease Institute, NLGI). A las grasas con una consistencia elevada, es decir, grasas rígidas, se les asignan grados NLGI altos, mientras que a las que tienen una consistencia baja, es decir, grasas blandas, se les asignan grados NLGI bajos. En las aplicaciones de rodamientos, se recomiendan tres grados de consistencia:
  • Las grasas más comunes, utilizadas en aplicaciones normales de rodamientos, tienen un grado NLGI de 2.
  • Las grasas de consistencia baja para rodamientos clasificadas como grasas NLGI 1 se prefieren para temperaturas ambiente bajas y aplicaciones oscilantes.
  • Las grasas NLGI 3 se recomiendan para rodamientos grandes, disposiciones en ejes verticales, temperaturas ambiente altas o en presencia de vibración.

2. Determinar la viscosidad requerida del aceite base

Para obtener información detallada sobre el cálculo de la viscosidad requerida del aceite base, consulte la sección Condición de lubricación: la relación de viscosidad, κ. Los gráficos se basan en la teoría de lubricación elastohidrodinámica (elasto-hydrodynamic lubrication, EHL) con condiciones de película total.
Sin embargo, se ha descubierto que, cuando se utilizan grasas que contienen aceites base de viscosidad muy baja o muy alta, se produce una película de aceite más delgada que la prevista por las teorías de EHL. Por lo tanto, cuando se utilizan los gráficos para determinar la viscosidad requerida del aceite base para los rodamientos de superprecisión lubricados con grasa, puede ser necesario realizar correcciones. A partir de la experiencia práctica, determinar la viscosidad requerida v a la temperatura de referencia 40 °C (150 °F) y luego ajustar de la siguiente manera:
  • ν ≤ 20 mm2/s → multiplicar la viscosidad por un factor de 1 a 2 En este rango bajo, la viscosidad del aceite es demasiado delgada para formar una película de aceite suficientemente espesa.
  • 20 mm2/s < ν ≤ 250 mm2/s → no se utiliza factor de corrección
  • ν > 250 mm2/s → comuníquese con el Departamento de Ingeniería de Aplicaciones de SKF
Los cálculos también se pueden realizar mediante el programa Viscosity (Viscosidad) de SKF.
Las grasas de alta viscosidad aumentan la fricción y el calor generado por el rodamiento, pero pueden ser necesarias, por ejemplo, en rodamientos de apoyo para husillos de bolas en aplicaciones de baja velocidad o en aplicaciones en las que exista riesgo de vibrocorrosión.

3. Verificar la presencia de aditivos EP

Una grasa con aditivos EP puede ser adecuada en el caso de rodamientos de superprecisión que se ven sometidos a cualquiera de las siguientes condiciones:
  • cargas muy pesadas (P > 0,15 C)
  • cargas de impacto.
  • velocidades bajas
  • períodos de carga estática
  • arranques y paradas frecuentes durante un ciclo de funcionamiento
Los lubricantes con aditivos EP solo deben usarse en los casos en que son necesarios, y siempre dentro de su rango de temperatura de funcionamiento. Algunos aditivos EP son incompatibles con los materiales del rodamiento, especialmente a temperaturas elevadas. Para obtener más información, comuníquese con el Departamento de Ingeniería de Aplicaciones de SKF.

4. Comprobar los requisitos adicionales

En algunas aplicaciones, las condiciones de funcionamiento pueden imponer requisitos adicionales a la grasa, lo que le exige tener características únicas. Las siguientes recomendaciones se ofrecen de modo orientativo:
  • Para una resistencia superior al lavado con agua, considerar el uso de una grasa con espesante de calcio en lugar de un espesante de litio.
  • Para una buena protección contra el óxido, seleccionar un aditivo adecuado.
  • Si hay niveles altos de vibración, elegir una grasa con alta estabilidad mecánica.
Para seleccionar la grasa adecuada para una aplicación y tipo de rodamiento específicos, se puede usar el programa de selección de grasas SKF LubeSelect para grasas SKF.
SKF logo