Dureza y tratamiento de la superficie

La dureza de la superficie de contacto del sello deberá ser de, al menos, 30 HRC (58 HRC en el caso de los sellos con labio de politetrafluoroetileno [PTFE]). Si la superficie de contacto puede resultar dañada durante el transporte o la instalación, este valor se deberá incrementar a 45 HRC (62 HRC en el caso de los sellos con labio de PTFE). En determinadas condiciones en las que las velocidades son bajas, la lubricación es buena y no hay presencia de contaminantes, pueden ser adecuadas superficies de contacto con una menor dureza. También pueden ser adecuadas las superficies que están tratadas con nitruro o fosfato, o que tienen un recubrimiento galvanizado; sin embargo, esto debe determinarse según el caso en particular.
SKF logo