Montaje

Instalación

Los aros interiores se deben montar con un ajuste de interferencia. Por lo tanto, SKF recomienda calentarlos antes de la instalación.
Normalmente, una temperatura del aro interior de entre 80 y 90 °C (entre 145 y 160 °F) por encima de la temperatura del eje es suficiente para realizar el montaje. No caliente un aro interior a más de 125 °C (260 °F).
Se pueden utilizar todas las técnicas de calentamiento normalmente empleadas para los rodamientos, como los calentadores de inducción o los equipos de calentamiento.
Los aros se deberán instalar inmediatamente después de calentarlos, ya que se enfrían rápidamente y pueden agarrotarse en el eje antes de llegar a la posición correcta. Si fuese necesario reposicionarlos, utilice un martillo blando y un bloque de madera. Una vez que el aro esté en la posición deseada, compruebe que el chaflán de entrada no haya sufrido daños durante la instalación.

Desmontaje

Para desmontar los aros, se pueden calentar o quitar con un extractor.
SKF logo