Sistema de lubricación en seco SKF para transportadores

Las cadenas transportadoras planas que se utilizan en plantas embotelladoras requieren una lubricación constante para prevenir la fricción alta entre los envases y las cadenas en las zonas de acumulación. La solución típica consiste en aplicar grandes cantidades de una mezcla de agua y lubricante soluble, lo que origina accidentes para los operadores, debido a los suelos resbaladizos, o problemas de calidad en el envasado a consecuencia del desarrollo de microorganismos y la formación de humedad. El entorno húmedo puede provocar corrosión, que conlleva costos de reemplazo y una reducción de la eficiencia de la línea.

El Sistema de lubricación en seco SKF elimina la necesidad de pulverizar miles de litros de agua y lubricante soluble. En su lugar, este sistema flexible y completamente automatizado aplica una pequeña cantidad de Lubricante de película seca SKF (certificación H1 de la NSF) sobre las cadenas y guías transportadoras. Como resultado, los suelos están secos, el consumo de lubricante es mínimo, no se desperdicia agua y no hay humedad ni corrosión en los envases.

El sistema de lubricación en seco SKF suministra de forma automática y precisa la cantidad adecuada de lubricante en el punto de fricción adecuado, superficie o guías de cadena, desde una unidad central que puede alimentar hasta 200 puntos de lubricación según el proceso de producción.


Ventajas:
  • Ahorro de costos al eliminar grandes cantidades de agua y lubricante soluble.
  • Mejora en la seguridad del operador al reducir los riesgos de resbalamiento
  • Reducción del riesgo de contaminación de los productos al evitar el crecimiento de microorganismos
  • Eficiencia mejorada de la línea

Aplicaciones:

Transportadores de las plantas embotelladoras de agua, refrescos y productos lácteos que utilicen envases de PET, cartón o latas
SKF logo