Cookies en el sitio web de SKF

SKF utiliza cookies en sus sitios web para alinear lo más posible la información mostrada a las preferencias de sus visitantes, tales como opciones de idioma y país.

¿Acepta las cookies de SKF?

El tren colgante de Wuppertal funciona más silenciosamente gracias al sistema de lubricación SKF

  • Artículo

    2016 septiembre 22, 13:00 CEST


    El tren colgante es el hito mundialmente famoso de Wuppertal, que desde 1901 lleva a pasajeros por toda la ciudad a una altura de hasta 12 metros del suelo. Esto significa que, con mucha frecuencia, pasa muy cerca de edificios residenciales, razón por la cual su operador WSW (Wuppertaler Stadtwerke) quiere que funcione, sobre todo, de manera silenciosa. Para lograrlo, su filial WSW mobil está implementando una solución innovadora de SKF: el sistema de lubricación de pestaña de rueda EasyRail Airless. Este sistema reduce la fricción entre la pestaña de la rueda y el borde del riel. De ese modo, reduce considerablemente las emisiones de ruido.

    Gotemburgo, Suecia, 21 de septiembre de 2016: El monorriel colgante funciona a lo largo de un riel continuo de acero en un sentido, que se invierte en los extremos de la línea en un bucle. Los coches están colgados de sus bogies. El ferrocarril puede tomar curvas con radios de 120 m y alcanza una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora, lo que es considerablemente más rápido que un tranvía, por ejemplo. Las unidades de accionamiento en el riel comprenden pares de ruedas alineadas unas detrás de otras. A diferencia de los vehículos ferroviarios tradicionales, las ruedas de ferrocarril colgante tienen dos pestañas. Las ruedas también están equipadas con amortiguadores de sonido especiales para reducir el ruido.

    El hecho de que los diseñadores de esta solución ferroviaria especial "miraban hacia el cielo" en busca de inspiración se debió a las condiciones incómodas del espacio disponible en el suelo. Ya a finales del siglo XIX, el centro de la ciudad de Wuppertal tenía una densidad edilicia muy importante. Por lo tanto, el único lugar que podía albergar el transporte público era sobre el río que da nombre a la ciudad. El entusiasmo por la tecnología prevaleciente en esa época, junto con el optimismo del sector de la construcción siderúrgica finalmente dio lugar a la concreción de este ambicioso proyecto. Hoy en día, el tren recorre una ruta de 13,3 kilómetros, 10 de los cuales son directamente sobre el río. Durante las horas de mayor tráfico, funcionan 22 coches, con tres vehículos cada 10 minutos. El armazón de la estructura consta de 468 pilares angulados, con las secciones de puente que actúan como soporte de la vía que llevan integrada.

    Renovación técnica
    La "abuela" favorita de la ciudad actualmente se encuentra en medio de una "cirugía estética". "Hemos restaurado ampliamente el armazón durante los últimos 20 años. Ahora estamos modernizando poco a poco la flota completa de vehículos", explica Thomas Kaulfuss, director de operaciones técnicas del ferrocarril colgante. Se utilizan vehículos de última generación, junto con un sistema de seguridad ferroviaria innovador controlado por radio, como el que se utiliza en el TGV de Francia. Pero las especificaciones técnicas también mencionan el uso de un sistema de lubricación eficiente de las pestañas de rueda. "El tren funciona en un área muy limitada de la ciudad. Nuestro objetivo es utilizar una solución ecológica, respetuosa del medioambiente y que mantenga un nivel mínimo de ruido para no molestar a los residentes", añade Kaulfuss.

    El especialista ferroviario no tardó mucho en encontrar al socio adecuado. Uno de los coches más viejos tenía un sistema de lubricación de pestaña de rueda de SKF en funcionamiento desde hacía siete años. Se utilizó inicialmente, a modo de prueba, para reemplazar un viejo sistema accionado por aire comprimido. Se introdujo una unidad de control con un sensor para reemplazar un interruptor de mercurio que producía dosis poco exactas. "Este fue un gran progreso en nuestro punto de vista. El sistema respondió a la velocidad y al recorrido por las curvas. Con los nuevos vehículos, podemos programarlos para que se lubriquen las pestañas de rueda en cualquier posición a lo largo de la ruta", comenta con entusiasmo Rolf Barnat, un supervisor del taller de vehículos del tren colgante.

    Esto allanó el camino para la versión actualizada de la solución SKF, que también se implementaría en los coches nuevos. Por el momento, la solución está montada en dos vehículos. Las pruebas de funcionamiento realizadas para ajustar la configuración han resultado exitosas. Para finales de año, los nuevos coches funcionarán permanentemente a lo largo de Wuppertal.

    Funcionamiento electromagnético en lugar de neumático
    El sistema de lubricación de pestaña de rueda SKF EasyRail Airless está diseñado para suministrar el lubricante desde una bomba de depósito a la bomba dosificadora electromagnética a través de un bucle. La bomba electromagnética aplica una cantidad predefinida de lubricante en la pestaña de la rueda sin usar aire comprimido. Esta "unidad de boquilla de la bomba" está equipada con un sistema de calefacción, que ayuda a garantizar el suministro confiable de lubricante, incluso cuando hace mucho frío.

    "En Wuppertal, utilizamos bombas electromagnéticas PER con dos boquillas y una bomba de depósito KFG con una capacidad de 2 kg. La bomba PER aplica la grasa a la pestaña de la rueda en dosis de 40 milímetros cúbicos por boquilla y recorrido en menos de 0,5 segundos", explica Tobias Weber, Director de cuentas ferroviarias en la Unidad de negocios de lubricación de SKF. Weber todavía está en contacto permanente con WSW mobil, para ayudar a realizar los últimos ajustes finos.

    La unidad de control de la solución de SKF, un sistema del tipo LCG2, está equipada con un sensor de curvas. Es compatible con un uso ecológico y económico del lubricante. Para ahorrar espacio, el sistema SKF está montado en el primer bogie del tren colgante de Wuppertal. Como ya no se utiliza aire comprimido, no es necesario contar con un compresor, como en los viejos modelos. Esto ahorra espacio y también costos, ya que se reduce la cantidad de cableado necesario. "La sensibilidad del sistema se controla electrónicamente. Los usuarios pueden ajustar el sensor de curvas según sus necesidades individuales y determinar exactamente el momento de pulverización", agrega Tobias Weber.

    Las pruebas de funcionamiento realizadas con los nuevos coches construidos por Vossloh Kiepe han producido resultados claramente positivos. "Hemos tenido buenas experiencias. El funcionamiento del sistema es totalmente confiable", señala Thomas Kaulfuss. Los resultados de lubricación del sistema utilizado en el material rodante existente ya son buenos. En comparación con la versión neumática, el sistema de SKF asegura que se genere mucho menos ruido al pasar por las curvas. "Esto supuso para SKF una ventaja crucial. Los expertos ya han venido a vernos y hemos comprobado que esta versión funciona. Esto ha simplificado mucho nuestro trabajo a la hora de buscar una solución adecuada para los coches nuevos", comenta Kaulfuss, al explicar el proceso de toma de decisiones.

    Menos produce más
    Kaulfuss también identifica ventajas en el diseño técnico del sistema. "Dado que hemos dejado de utilizar aire comprimido y ya no necesitamos un compresor, no tenemos tantos componentes en el vehículo. Esto reduce el peso. Otro beneficio es que facilita la instalación porque tenemos que colocar menos cables y tuberías”, añade. Una cuestión importante ha sido el ajuste de las dosis. La unidad de control con un sensor resuelve esta tarea sin ningún problema. Responde con precisión a la velocidad y al recorrido por las curvas. "La instalación de control nos brinda, mediante el sistema operativo, la oportunidad de responder en cualquier momento a las condiciones que cambian constantemente", explica Kaulfuss.

    Kaulfuss describe como excelente la colaboración con los expertos de SKF. El sistema de lubricación de pestaña de rueda tuvo que adaptarse a las necesidades especiales del ferrocarril colgante de Wuppertal. "SKF ya estaba en el lugar, integró los componentes y realizó los ajustes. Fue un gran esfuerzo de equipo", agrega el Director de operaciones. Desde una perspectiva técnica, el EasyRail Airless ofrece una multitud de características "que todavía estamos conociendo y experimentando poco a poco". Kaulfuss está convencido de que el proyecto será un éxito. "Lograremos nuestro objetivo de disminuir al máximo el nivel de ruido".

    SKF presentará en InnoTrans otras soluciones para mejorar la eficiencia en el sector ferroviario. La feria se celebrará en Berlín, del 20 al 23 de septiembre. Quienes asistan a InnoTrans podrán visitar SKF en la sala 22, stand 606.

    Aktiebolaget SKF
    (publ.)

    Para obtener más información, comuníquese con:
    Relaciones con la Prensa: Nia Kihlström, +46 31 337 2897; +46 706 67 28 97; nia.kihlstrom@skf.com
    Relaciones con la Prensa: Sabine Hergenröder, +46 31 337 6418, +46 705 77 6418, sabine.hergenroder@skf.com

    SKF es uno de los principales proveedores mundiales de rodamientos, sellos, mecatrónica, sistemas de lubricación y servicios, entre los que se incluyen asistencia técnica, servicios de mantenimiento y confiabilidad, asesoramiento en el campo de la ingeniería y capacitación. SKF tiene representaciones en más de 130 países y cuenta con, aproximadamente, 17 000 distribuidores en todo el mundo. Las ventas anuales en 2015 ascendieron a 75 997 millones de coronas suecas, y el número de empleados fue de 46 635. www.skf.com 

    ® SKF es una marca comercial registrada del Grupo SKF.

  • Imagen

Descargar kit de prensa

Kit de prensa (12.2 MB)

SKF logo